, , , , , , Posted by on

El autoempleo eleva el número de autónomos en el comercio

Hablar de cifras en el sector del comercio es algo habitual a diario: precios, volumen de ventas, márgenes comerciales… Pero hace tiempo que las calculadoras y las máquinas registradoras de las tiendas dejaron de echar humo debido a la tan traída y llevada crisis que tantos quebraderos de cabeza está dando a todos los niveles, no solo a los comerciantes.

Por eso, cuando las cifras que se manejan son positivas en este maremágnum de negatividad, parece que la alegría se multiplica. Domiciano Curiel, delegado de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), se muestra satisfecho por los datos registrados por ATA en el último semestre referentes al número de altas de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. 41 nuevos autónomos se contabilizaron en la provincia de Palencia entre enero y junio, de los que 13 están vinculados al comercio. En total, se contabilizan 30.038 autónomos dedicados en Palencia a este sector. «Estamos de enhorabuena en la provincia, porque en este mismo periodo se han perdido 15 autónomos en Valladolid, lo que quiere decir que Palencia está aguantando mejor o se está generando un poco más de actividad», destaca Domiciano Curiel.

Los datos invitan al optimismo, pero con moderación, ya que aunque Curiel señala que las cifras registradas en el primer semestre de 2014 evidencian una pequeña recuperación respecto al año pasado, todavía no se llega al número de autónomos de hace dos años, debido al elevado número de cierre de negocios. Y las previsiones para el segundo semestre –en el que ya nos encontramos inmersos– también son al alza, según aventura el delegado de ATA en Palencia. «Seguirán creándose autónomos, es lo que nos están demostrando las cifras, y parece ser que la tendencia es alcista, que hay inquietud en mover un poco la actividad, lo que repercute positivamente en la construcción, ya que se realizan reformas en locales para la apertura de nuevos negocios y también se propician las compras, entre otras cuestiones», asegura.

El aumento de autónomos en el sector del comercio traerá consigo también un incremento en las contrataciones, según vaticina Domiciano Curiel. «Supongo que se traducirá en más contrataciones, ya que es prácticamente imposible que en un establecimiento haya solo una persona», indica. «Lo que ocurre es que seguramente los contratos que se hagan sean a media jornada o para cubrir algunas horas, no pensamos en que negocios pequeños vayan a hacer contratos a tiempo completo», apostilla.

Una salida

Uno de los factores que en los últimos años están propiciando el aumento de las altas en el registro de autónomos es que algunas personas que llevan mucho tiempo desempleadas y están a punto de agotar las prestaciones optan por el autoempleo para salir del estancamiento en el que se hallan inmersas. «Cuando echan muchos currículums y no encuentran trabajo, o el que encuentran es muy precario, finalmente muchos intentan hacerse autónomos y ejercer una actividad que les dé margen y un poco de libertad, y que si te la juegas, al menos te la juegas para ti, porque hemos detectado que el empleo que se está generando es muy precario», evidencia Domiciano Curiel, quien concreta que muchos de los nuevos autónomos anteponen actividades más profesionales, como por ejemplo la abogacía, al comercio, «ya que cuesta mucho dinero montar un local y reformarlo, por eso optan por negocios que no exijan un desembolso tan grande para iniciar la actividad», agrega.

Baja supervivencia

El problema que han detectado desde ATA es que el 50% de los nuevos negocios cierran en su primer año de actividad. «Aunque la tendencia es alcista en la apertura de negocios, no somos tan optimistas respecto a sus supervivencia, y esta es una cuestión que habría que analizar», manifiesta Curiel, quien enumera algunos de los motivos que llevan a los emprendedores a cerrar definitivamente la verja de sus establecimientos. «Hay una competencia muy fuerte, un descenso importante de las ventas porque la crisis económica es grande y, además, las ventas por Internet también nos están haciendo mucho daño porque no se acaban de regular», expone el delegado de ATA en Palencia, quien a estas circunstancias añade otras peculiares de la provincia. «Palencia tiene una problemática quizá mayor, que es el envejecimiento de la población. Castilla y León, en general, también la tiene, pero puede que en otras ciudades, como Burgos, no sea tan fuerte, y esa es otra cuestión para analizar», propone.

Y aunque la palabra recuperación ya se va colando en muchas conversaciones, Domiciano Curiel prefiere ser cauto al respecto. «A ver si es verdad que comienza la recuperación, pero somos un poco escépticos porque los sueldos medios han bajado muchísimo y la capacidad de consumo es más limitada», asevera.

Via: elnortedecastilla.es